Secretos para tener una buena limpieza Lingual

Cuando miramos nuestra lengua y vemos que tiene aspecto blanquecino es señal de problemas gástricos o una mala higiene. Los malos hábitos como el tabaco o el alcohol también pueden dañar nuestra lengua, te damos algunos consejos para evitarlo.

  • Irrigador Bucal: Un gran aliado para la limpieza lingual, aunque su uso principalmente es quitar los restos de comida incrustados entre los dientes también nos sirve para limpiar la lengua.
  • Limpiadores Linguales: Estos están diseñados sólo específicamente para el uso de la limpieza de nuestra lengua.
  • Cepillado diario: También podemos usar el cepillo para limpiar nuestra lengua. El secreto es raspar la superficie de la lengua suavemente para no dañarla.

Enjuague Bucal: Es muy recomendable usar fluor después de cada cepillado, ya que con el alcanzaremos las zonas más difíciles de acceder con el cepillo.