Riesgo de los piercing en al lengua

Los piercing son la última moda entre la gente joven y los chicos y chicas que están desando crecer para hacerse uno. Pero… ¿saben qué riesgos conlleva tener un piercing oral? las zonas más habituales para llevar un piercing suelen ser la lengua o el labio considerandose pura estética pero qué consecuencias tienen y cómo pueden dañar gravemente su salud oral te lo contamos aquí abajo.

Riesgos de los piercing orales

Los traumatismos dentales: Los piercing aumentan en gran medida los riesgos de sufrir una fractura o traumatismo dental, estas piezas de metal están constantemente rozando la encía y el diente poniéndolo en riesgo y poniendo en peligro la zona en caso de un golpe accidental en el labio que conlleva la fractura de este.

Retractación de las encías: Uno de los problemas más importantes de los piercing sobretodo de los que están colocados en el labio es que pueden dejar la superficie de la encía al descubierto lo que provoca la exposición del diente y la pérdida del esmalte que como consecuencia provoca la sensibilidad dental y la movilidad del diente, que puede provocar la caída de este.

Halitosis: Más conocido como mal aliento el piercing puede probocar la acumulacion de placa y sarro provocando un conjunto de olores desagradables. Los piercing favorecen y ayudan a provocar la halitosis.

Enferemedades periodontales: Enfermedades tales como la gingivitis y periodontitis pueden ser provocadas por este complemento oral piercing dado al daño que efectua por la acumulacion de la placa bacteriana.

Deformación dental: El constante roce del piercing  con la encía tiene consecuencias. Una de estas es la deformación del diente siendo más habitual en ver en gente joven por un uso diario del piercing.