¿Produce dolor un tratamiento con Invisalign?

La respuesta a esta pregunta que todo paciente de un tratamiento de ortodoncia se hace es no. Si bien es cierto que cuando se coloca un alineador nuevo que forma parte del tratamiento con Invisalign se pueden sentir molestias debido a que el alineador no ajusta perfectamente con los dientes y a la fuerza que debe hacerse para que se produzca dicho ajuste, esas molestias no duran más de 15 o 20 minutos y son totalmente soportables.

El movimiento de los dientes está totalmente controlado con Invisalign y las molestias que el tratamiento ocasiona en el paciente son mínimas y desaparecen muy rápidamente. Además de esta importante ventaja, el tratamiento con Invisalign cuenta con otras ventajas para el paciente como son:

  • Es un sistema que resulta muy estético para el paciente. Al ser una ortodoncia totalmente invisible que emplea alineadores transparentes nadie notará su presencia. El paciente puede llevar una vida totalmente normal y nadie se dará cuenta de que está sometiéndose a un tratamiento de ortodoncia.
  • Se pueden quitar. Es más, los alineadores deben quitarse para comer y para lavarse los dientes. El paciente puede retirar por sí mismo los alineadores de una forma sencilla, por lo que, ante una situación especial como una celebración, una entrevista de trabajo o una cita puede quitárselos durante unas horas sin problemas. El tratamiento de ortodoncia no interfiere en su vida normal ya que puede adaptarse totalmente a sus necesidades.
  • Los alineadores aplican fuerzas leves y controladas, por lo que este tratamiento resulta mucho más cómodo que cualquier otro tipo de ortodoncia. No se nota nada mientras se llevan puestos los alineadores, resultan muy cómodos de llevar.
  • No emplea alambres, por lo que las revisiones a las que el paciente debe someterse son mucho más cortas y pueden espaciarse en el tiempo mucho más que en el caso de emplear aparatos de ortodoncia convencionales. Al tener que acudir menos veces y durante menos tiempo a la consulta del dentista el paciente ve menos alterada su rutina normal cuando se está sometiendo a un tratamiento de ortodoncia.
  • El paciente conoce el tiempo de tratamiento exacto gracias a la determinación del número de alineadores que será necesario emplear para llevar a cabo el movimiento de los dientes.
  • Permite comer todo tipo de alimentos. Para comer, los alineadores se quitan evitando de esta forma que se deformen debido a los alimentos o bebidas calientes. Resulta muy cómodo el comer ya que se puede realizar esta función sin los alineadores puestos, haciendo más sencilla la vida normal durante el tratamiento de ortodoncia.