fotonoticia_20171211135023_640

Más de la mitad de la población española llevan, o han llevado, ortodoncia

La ortodoncia es uno de los tratamientos odontológicos más conocidos, este procedimiento es empleado para alinear los dientes, corregir la mordida o bien las posibles perturbaciones. Esta práctica los sostiene en un estado perfecto de salud y armonía a través del empleo y control de diferentes géneros de fuerzas ejercidas sobre los dientes.
El especialista en rehabilitación oral y estética bucal Christian Salazar, nos cuenta que pasos debemos continuar para comenzar una ortodoncia: en un inicio se debe visitar al dentista general quien es el responsable de remitir al especialista en ortodoncia, esta remisión se da después de diagnosticar al paciente con un estado bucal inmejorable, sin ningún género de enfermedad.
Entonces se efectúan exámenes de radiología panorámica y de perfil, tomas fotográficas internas, externas y modelos de estudio de los dientes; este material es empleado por el ortodoncista para planear el tratamiento, valorar y aconsejar al paciente el género de bracket que requiere.
El dentista Christian Salazar asimismo explica cuáles son las clases de brackets utilizados en nuestros días pues existen tres; La ortodoncia vestibular es más famosa como los brakets usuales que van por la cara externa del diente, estos pueden ser metálicos o bien cerámicos y permitir efectuar una alineación, nivelación y una corrección de la mordida. Los cerámicos son más estéticos.
La ortodoncia lingual es aquella en donde los brackets metálicos van adheridos en la cara interna del diente, eludiendo de esta forma ser visualizados desde afuera. Estos precisan un cuidado más estricto en tanto que amontonan placa bacteriana de manera fácil y pueden provocar laceración en la lengua, además de esto precisan de un proceso de adaptación en el paciente.
Los alineadores son una opción alternativa estética del empleo de brackets usuales, son una serie de dispositivos extraíbles, trasparentes de plástico que dejan efectuar movimientos bucales hasta llegar a la situación deseada, tienen ciertas ventajas como ser invisibles y dan al paciente la opción de efectuar un cepillado normal a los dientes puesto que los alineadores se pueden retirar.

Fases para una ortodoncia triunfante

  1. Alineación y nivelación: corrige la mala situación del diente y el tiempo de duración de esta fase depende de que tan agrupados tenga los dientes el paciente.
  2. Corrección de oclusión o bien mordida: es el engranaje entre los dientes del maxilar superior con los del maxilar inferior.
  3.  Finalización: es la terminación de los detalles a fin de que el paciente tenga una buena funcionabilidad y estética en sus dientes.
  4.  Retención: tras retirados los brackets se deben poner los retenedores tanto superiores como inferiores para preservar los objetivos conseguidos. En esta fase se examina que los retenedores estén cumpliendo la función de prevenir que los dientes vuelvan a su situación inicial.

Ciertos factores de peligros que brotan a lo largo de la ortodoncia son: la aparición de la caries de mácula blanca, piorrea causada por acumulo de placa bacteriana y en consecuencia mala higiene oral, además de esto pueden provocar laceración en los tejidos blandos.
Para eludir estos peligros el especialista en rehabilitación oral Christian Salazar aconseja “asistir a los controles odontológicos en los tiempos propuestos por el especialista y efectuar una conveniente higiene oral, cepillando adecuadamente los dientes y utilizando la seda dental”.