Malos hábitos que dañan nuestros dientes

Todos sabemos que morder el bolígrafo o las uñas son un hábito nervioso que termina dañando nuestros dientes, pero existen algunos que quizás no conozcas. Existen varios alimentos que contienen ácidos que dañan nuestros dientes, por ejemplo, las patatas fritas, las bebidas que contienen alcohol y zumos que provocan la pérdida de calcio en los dientes. Se recomienda cepillarse los dientes después de 20 minutos tras haber ingerido estos alimentos.

Otro de los hábitos comunes es el cepillado brusco, que provoca erosión en el esmalte y retracción en las encías. Si pasáis mucho tiempo en el agua de una piscina nadando o entrenando, tenéis que tener en cuenta que el cloro de estas puede afectar a nuestros dientes que perjudica principalmente en la estética.

Un hábito muy común y mal acostumbrados es usar los dientes para abrir botellas o cualquier otro objeto. Es una práctica muy peligrosa para nuestra boca pues es casi probable que termines teniendo una fractura en tus dientes.