Los beneficios de Invisalign, uno a uno 2/2

Estética

La mayoría de las personas que eligen Invisalign frente a otras alternativas, visibles e invisibles, lo hacen por el tema de la estética. Y es que en este terreno les gana la partida con en ningún, incluidos los brackets de zafiro que son la modalidad más discreta.

Comodidad

Cualquier tipo de bracket suele causar algunas molestias por heriditas o llagas en lengua, mejillas o labio. Pues bien, olvídate de ello si optas por Invisalign. Lo único, advertirte de que, aunque Invisalign sea indoloro, posiblemente sientas un poco de presión durante las primeras horas tras cambiar un alineador.

Higiene y salud

Aquí es donde Invisalign gana por goleada al quitarse para comer y beber, pudiendo ser lavado con agua y jabón. Tras comer, simplemente tendrás que cepillarte los dientes (y preferiblemente usar hilo dental) antes de colocarte los alineadores. Puedes comer de todo: duro, blando, pastoso… y debes saber que hasta es posible comer con los alineadores puestos, aunque se recomiende quitarlos.

Por otro lado, se reduce al mínimo el riesgo de sufrir caries y de verse afectadas las encías, así como el desgaste dental típico de los brackets estéticos de cerámica.