El dentista del siglo veinte deja paso al del siglo veintiuno – Parte 2

CAMBIO RADICAL

Covadonga Balaguer, explica que el congreso brinda una ocasión excepcional “para que los profesionales podamos conocer de primera mano los últimos avances en tratamientos y diagnósticos que se están generando en el campo de la odontología digital, con las consecuencias que implica en nuestro trabajo diario”. “Para nuestros pacientes, el empleo de las nuevas tecnologías supone la consecución de un tratamiento menos invasivo, una mejora en su calidad y unos tratamientos considerablemente más cortos. Para el profesional supone un cambio radical en sus planificaciones terapéuticas, podemos efectuar cirugías, como la colocación de implantes y la cirugía ortognática, guiadas por ordenador”, detalla este maestro de Odontología de la UPV/EHU.

El doctor menciona de esta manera a tratamientos más conservadores, con materiales más afines a los tejidos dentales (resinas compuestas de nueva generación, cerámicas sin metal, etcétera) y a procedimientos cada vez menos incómodos, partiendo de la premisa de la prevención y el mantenimiento de la salud. Por el hecho de que no solamente las técnicas se han vuelto más eficaces y cómodas, asimismo los materiales han alterado en los últimos tiempos, desterrando prácticamente los metales, eludiendo de este modo la toxicidad que acarreaban.

A juicio de uno de los mayores promotores de esta tecnología renovadora, si bien son cada vez más las clínicas bucales que la emplean, “actualmente hay solo un quince por ciento de clínicas que tienen todo digital pues aún hay que efectuar una curva de aprendizaje”. En este sentido, el congreso ofrece la posibilidad de aprender a utilizar el instrumental merced a los sistemas de realidad virtual y RA.