Despues de Navidad, evita el mal aliento

El mal aliento o halitosis, son olores desagradables que se generan en la boca. La halitosis es muy incómoda para el paciente y quienes lo rodean. Masticar ciertos alimentos es una de las causas que provocan el mal aliento. Y más en navidad una época donde comemos en ascenso, no descuides tu alimentación.

El mal aliento es fácil de tratar, pero a veces es complejo saber la causa qué lo provoca. De hecho, muchos pacientes tienen una buena higiene bucal pero padecen de halitosis. Entonces, ¿Por qué el mal aliento?

Hay muchos hábitos que causan este molesto estado, el más destacado es la alimentación. En especial los alimentos como el ajo y la cebolla, que generan un mal aliento al masticarlo. Pero si no se mantiene una higiene bucal adecuada, es inevitablemente el mal aliento. Por eso es fundamental cepillarse los dientes después de cada comida y conviene cuidar la higiene con técnicas como el hilo dental o el enjuague con flúor, que ayudaran a eliminar las bacterias de nuestra boca.

En Navidad evita el mal aliento

La Navidad en navidad es habitual comer en exceso y cosas que dañan nuestros dientes y pasan factura a nuestra higiene dental. Una de la complicación bucal más frecuente es el mal aliento. Para poder prevenirlo, te recomendamos que no abandones tu rutina en cuanto a cepillado dental se refiere. lleva contigo un pequeño kit de higiene bucal para usar después de realizar muchas comidas fuera de casa.

Pero también hay otros malos hábitos que provocan la halitosis. Hábitos perjudiciales, como el consumo de tabaco o el alcohol. Consumir medicamentos también influye para que se desarrolle el mal aliento.

En algunos casos el mal aliento puede ser un síntoma de alguna patología bucal. Como pueden ser las enfermedades, tales como la gingivitis y la periodontitis y las caries que provocan mal aliento. En algunos casos, la saliva también provoca halitosis de forma puntual, por ejemplo, es habitual el mal aliento por las mañanas.