Existen deformidades faciales que se asocian a maloclusiones dentarias que no se pueden corregir solo con ortodoncia, sino que necesitan de cirugía ortognática. Se trata de un tratamiento combinado de ortodoncia que realiza el ortodoncista y una intervención quirúrgica llevada a cabo por un cirujano maxilofacial especializado en este tipo de cirugía.

El primer paso consiste en realizar la ortodoncia con el fin de preparar el caso. Después, en un tiempo que oscila alrededor de un año, llega el momento de la intervención quirúrgica. El paciente será intervenido con los brackets puestos y posteriormente , en la última etapa, que dura aproximadamente 6 meses más,  se retiran los brackets y se da el caso por finalizado.