Despues de Navidad, evita el mal aliento

El mal aliento o halitosis, son olores desagradables que se generan en la boca. La halitosis es muy incómoda para el paciente y quienes lo rodean. Masticar ciertos alimentos es una de las causas que provocan el mal aliento. Y más en navidad una época donde comemos en ascenso, no descuides tu alimentación.

El mal aliento es fácil de tratar, pero a veces es complejo saber la causa qué lo provoca. De hecho, muchos pacientes tienen una buena higiene bucal pero padecen de halitosis. Entonces, ¿Por qué el mal aliento?

Hay muchos hábitos que causan este molesto estado, el más destacado es la alimentación. En especial los alimentos como el ajo y la cebolla, que generan un mal aliento al masticarlo. Pero si no se mantiene una higiene bucal adecuada, es inevitablemente el mal aliento. Por eso es fundamental cepillarse los dientes después de cada comida y conviene cuidar la higiene con técnicas como el hilo dental o el enjuague con flúor, que ayudaran a eliminar las bacterias de nuestra boca.

En Navidad evita el mal aliento

La Navidad en navidad es habitual comer en exceso y cosas que dañan nuestros dientes y pasan factura a nuestra higiene dental. Una de la complicación bucal más frecuente es el mal aliento. Para poder prevenirlo, te recomendamos que no abandones tu rutina en cuanto a cepillado dental se refiere. lleva contigo un pequeño kit de higiene bucal para usar después de realizar muchas comidas fuera de casa.

Pero también hay otros malos hábitos que provocan la halitosis. Hábitos perjudiciales, como el consumo de tabaco o el alcohol. Consumir medicamentos también influye para que se desarrolle el mal aliento.

En algunos casos el mal aliento puede ser un síntoma de alguna patología bucal. Como pueden ser las enfermedades, tales como la gingivitis y la periodontitis y las caries que provocan mal aliento. En algunos casos, la saliva también provoca halitosis de forma puntual, por ejemplo, es habitual el mal aliento por las mañanas.

Hábitos que són perjudiciales para nuestra boca

Durante el día, de forma consciente o nos exponemos a multitud de ataques bucodental. Se trata de hábitos o comidas que pueden ser perjudiciales para la salud bucal porque ayudan a la acumulación de placa y sarro entre los dientes y encías.

Eliminar los restos de entre los dientes es esencial para evitar que se desarrollen diferentes enfermedades. La acumulación de placa provoca la formación de sarro y caires.

Muchos de estos hábitos son involuntarios los hacemos de inconsciente, pero forman parte de nuestra vida diaria. entonces, ¿Qué ataques se realizan diariamente a nuestra boca?

Hábitos que són perjudiciales para nuestra boca

Hay una gran variedad de hábitos que son perjudiciales para los dientes y las encías.

  • Morder objetos: Muchos pacientes muerden objetos cuando se sienten nerviosos. Las uñas, lápices y bolígrafos… este hábito se transmiten gérmenes que provocan infecciones e irritaciones.
  • Alimentación: Los alimentos afectan a nuestra salud, tomamos alimentos que son buenos para la salud. Pero otros alimentos son más perjudiciales para nuestra boca como los ácidos y los azucares.
  • Cepillarse fuerte: Cepillarse muy fuerte erosiona y debilita el esmalte. Por ello recomendamos cepillar los dientes de forma suave, sin ejercer mucha fuerza
  • Apretar los dientes: Es un hábito inconsciente muy perjudicial para nuestra boca. Es un síntoma de nerviosismo o ansiedad. Para evitarlo recomendamos usar férulas.

Para parar estos hábitos es importante tener una rutina de higiene bucal. Cepillado después de las comidas y durante dos minutos. Pero el cepillado suele ser insuficiente para todos los restos de comida. También es recomendable usar el fluor parara asi eliminar cuanta más cantidad de germenes posibles.

El flúor, el gran aliado que previene las caries

La caries dental es una patología oral muy común durante la infancia. Aunque también afecta a los pacientes más mayores. De hecho, la caries dental es según varios informes la patología bucodental con más prevalencia a nivel mundial.

La caries tiene su origen en la producción de ácidos en la cavidad oral. Estos ácidos erosionan el esmalte hasta formar una cavidad entre la pieza dental y las encías. En sus fases más avanzadas, la caries puede provocar la pérdida de la pieza dental. Por ello es muy importante evitar la acumulación de placa bacteriana.

La prevención de la caries dental es muy importante para evitar su desarrollo. Pero, ¿Cómo prevenir la caries dental? Existen diversas técnicas de prevención oral, además del cepillado. Una de las más destacadas es el uso del flúor.

Uso de flúor para prevenir la caries dental

¿Por qué el flúor ayuda a prevenir la caries dental? Se debe a que contribuye a la remineralización del esmalte. El flúor es un mineral que protege el esmalte de la erosión por parte de los ácidos de la cavidad oral.

Existen varias maneras de usar el flúor. Las más habituales mediante la pasta dental y el colutorio. Pero también existen pastillas o comprimidos con flúor específicos. Además algunos alimentos que contienen este mineral, como el pescado azul, algunas verduras y también el agua. Lo más recomendado es enjuagarse con un colutorio que contenga flúor después de las comidas.

No obstante, también hay que tener en cuenta que el exceso de flúor puede ser perjudicial para la boca. Una de las consecuencias principales del exceso de flúor es la fluorosis dental. Se trata de una patología oral muy común en la infancia. La fluorosis dental consiste en la aparición de manchas oscuras en la superficie de las piezas dentales a causa del exceso de flúor. Esta patología resulta muy antiestética, por lo que conviene evitarla tomando pequeñas cantidades de flúor después de cada comida.

Para tomar las cantidades necesarias de flúor y evitar estos efectos secundarios conviene acudir al odontólogo de confianza para consultar qué técnica es la más recomendada. Mantener la boca sana es importante y gracias al flúor se puede prevenir el desarrollo de patologías como la caries dental. En cantidades recomendadas, el flúor puede ser un gran aliado para mantener una buena salud bucodental.

5 consecuencias del tabaquismo en la salud bucodental

5 consecuencias del tabaquismo sobre la salud oral

Otros factores tambien pueden intervenir en el desarrollo de estas patologías, pero el tabaco tiene un papel clave. Por eso te recomiendamos abandonar este hábito perjudicial cuanto antes.

  1. El mal aliento: conocido como halitosis. el paciente desprende al hablar un olor muy desagradable. Para evitarlo se recomienda mantener una buena higiene bucodental. inevitablemente, los fumadores lo desarrollan con mucha más facilidad.
  2. Enfermedades periodontales: El tabaquismo provoca la alteración del sistema inmunológico que favorece el desarrollo de diferentes enfermedades. Las principales enfermedades son la gingivitis y la periodontitis.
  3. Alteración estética: Lo más común es la aparición de manchas en los dientes. Además los dientes de los fumadores tienden a decolorarse y adoptar un tono amarillento muy antiestético.
  4. Complicaciones en la cicatrización: Después de cirugias como la exodoncia, la boca pasar por un proceso de recuperación y cicatrización. Este proceso suele prolongarse más en los pacientes fumadores.
  5. Cáncer bucal: Se trata de la enfermedad más grave es principalmente por el tabaco  y otros hábitos perjudiciales, como el consumo de alcohol.

Buscando la estética en Ortodoncia para pacientes adultos

Tipos de Ortodoncia indicadas para adultos

Cuando un adulto piensa en ortodoncia, lo más probable es que se vea con unos brackets metálicos por suerte hoy en día no tiene porqué ser así ya que encontramos diferentes técnicas dentro del campo de la ortodoncia que se distinguen por ser eficaces sino que también respetan la estética del paciente.

Brackets de zafiro: Está ortodoncia busca la mejora funcional y estética en nuestra boca, se desarrolla con brackets de zafiro para mantener la estética oral del paciente. Es un material que se mimetiza con el diente, se hace invisible a ojos de los demás, ofreciendo unos resultados estéticos muy superiores a los de la ortodoncia convencional gracias a la ausencia de materiales metálicos.

Ortodoncia lingual: Esta técnica usa brackets normales, pero estos se colocan en el interior de la dentición, buscando mantener la sonrisa inalterada mientras dura el tratamiento. El tamaño del bracket es más pequeño, pero también puede resultar más incómodo debido al contacto con la lengua.

Invisalign: El Invisalign es la opción más deseada por personas que se tienen que someter a un tratamiento de ortodoncia. Esta ortodoncia no usa brackets, sino que usa férulas de poliuretano transparente para alinear la dentición. Al ser transparente y removible se hace totalmente invisible, pueden ser retirados un par de horas al día, pudiendo así, comer, cepillarse los dientes… las ventajas de Invisalign no terminan ahí, sino que además también tenemos visitas más cortas al dentista, por lo que suele ser mas cómodo para el paciente. Como vemos, Invisalign es la opción más usada por esas personas que buscan una solución cómoda y estética.

Los problemas dentales más comunes en la adolescencia

En la adolescencia es común tener problemas dentales, esta etapa suele ser la adecuada para comenzar tratamientos de ortodoncia. Hay muchos factores y problemas dentales entre adolescentes por práctica de deportes, trabajo y estudios, hábitos como el tabaquismo o las muelas del juicio…a.

  • Tabaquismo: Este hábito es muy perjudicial y puede provocar muchos problemas bucales como la halitosis y decoloración de los dientes.
  • Traumatismos: Los deportes o accidentes de tráfico exponen a los jóvenes a sufrir traumatismos que pueden fisurar los dientes.
  • Piercings bucales: Existe la moda de llevar piercings en los labios, lengua y mejillas. Estos piercings pueden provocar distintas infecciones, malformaciones en los dientes, sangrado y daño en los nervios.
  • Halitosis: O mal aliento, suele ser provocado por hábitos como el tabaquismo o una mala alimentación.
  • Muelas del juicio: Suelen salir a partir de los 16 años, aunque hay pacientes que no llegan a desarrollarlas.
  • Mala alimentación: Es común abusar de la comida basura y de tener una alimentación desequilibrada.
  • Trastornos alimentarios: En la adolescencia hay más casos de trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia. Los vómitos de estos trastornos dañan los dientes con los ácidos gástricos que debilitan el esmalte.