rutina de higiene dental

5 consejos para cuidar los dientes de los pequeños con brackets – Parte 4


cuatro) ¡Ojo con ciertos comestibles!
Otro tema que debemos observar cuando hay ortodoncia es el género de alimentación:

Es preferible eludir tomar comestibles duros, como determinados géneros de turrón o bien los frutos secos, por poner un ejemplo. Recordemos, además de esto, que con independencia del empleo de brackets, los frutos secos hay que introducirlo en la dieta de los pequeños con mucha cautela, primero por el peligro de alergias que acarrean y segundo por el peligro de atragantamiento.
“Los brackets precisan unos cuidades concretos para eludir que se despeguen. Ello implica que ciertos comestibles deben limitarse o bien cuidar como se toman. Por servirnos de un ejemplo, resulta conveniente eludir tomar la fruta a bocados, como la manzana o bien la pera, como bocadillos. Los comestibles duros pueden hacer que se despeguen los brackets, se salga el arco o bien se caigan los encuentres” – apunta la especialista, Lydia Almansa.

Eludir comestibles pegajosos como caramelos, golosinas, chicles o bien fruta escarchada.
“Los comestibles pegajosos pueden quedar adheridos al aparato y plegar los arcos, de ahí que es recomendable eludir tomar chocolate o bien caramelos, como los tradicionales caramelos tipo toffee” 

Del mismo modo, es esencial que el pequeño no muerda ni chupe bolis, lapiceros o bien cualquier otro objeto duro con el que pueda lastimarse o bien dañar el aparato.

cinco) Cuidado con los golpes en la boca
Finalmente, hay que tener mucho cuidado con los golpes en la boca, que tan frecuentes pueden ser entre los niños: primero por el dolor y heridas que puede causar una contusión cuando hay un aparato bucal, y segundo pues este podría desfigurarse, en especial si se trata de aparatos removibles.

En todo caso, si se generara un golpe fuerte en el área de la boca (balonazo, caída, choque con otro pequeño…), el doctor Covadonga nos aconseja visitar lo antes posible al odontopediatra a fin de que valore que ni los dientes, ni el aparato han sufrido ningún daño.

“Si ha habido una contusión fuerte se pueden generar desde úlceras traumáticas en los labios al rozar con el aparato, hasta daños en el diente y el hueso. El odontopediatra, mediante radiografías y exploración clínica, va a deber valorar en profundidad los daños sufridos y, si fuera preciso, frenar la ortodoncia provisionalmente”